Coin News

¿Realmente vale la pena DOGE incluso después de la compra de Twitter de Musk?

20 Nov, 20227 min readAltcoins
¿Realmente vale la pena DOGE incluso después de la compra de Twitter de Musk?

2022 sigue siendo un año de sorpresas, y una de las más importantes hasta ahora es la decisión de Elon Musk de adquirir el gigante de las redes sociales Twitter por la friolera de USD 44,000 millones. Si bien la adquisición ha puesto en marcha toda una serie de debates —en particular los relativos a la censura de las grandes tecnologías— también ha puesto en tela de juicio el futuro de Dogecoin (DOGE), una moneda digital de la que el multimillonario ha sido un gran defensor en los últimos dos años.

Para poner las cosas en perspectiva, apenas unas horas antes de que Musk tuiteara que "el pájaro está liberado" el 27 de octubre, el precio de DOGE rondaba los USD 0.07. Sin embargo, para el 1 de noviembre, había subido a USD 0.16, con lo que la capitalización total del mercado de la llamada memecoin ascendía a unos considerables USD 21,000 millones. Y mientras que DOGE cotiza actualmente cerca de USD 0.08, su ratio de beneficios a 30 días es superior al 40%.

También vale la pena señalar que cada vez que Musk ha tuiteado en apoyo del activo digital, su valor se ha disparado bastante. Por ejemplo, a lo largo de 2021, siguió refiriéndose a DOGE como la "criptomoneda del pueblo", un mensaje que hizo que el valor de la moneda se disparara nada menos que un 4,000% a lo largo del año.

Además, Tesla —empresa multinacional estadounidense de automoción y energías limpias dirigida por Musk— comenzó a aceptar DOGE como pago de su merchandise en enero de 2022, incluyendo sus hebillas de cinturón "Giga Texas" y réplicas de vehículos en miniatura. Además, la fragancia de broma de Musk, Burnt Hair, lanzada recientemente, también podía comprarse con DOGE.

¿Un futuro sombrío para DOGE?

Para tener una mejor idea de si la toma de posesión de Musk en Twitter y su constante apoyo a DOGE pueden dejar una marca indeleble en el futuro financiero de la moneda digital, Cointelegraph se puso en contacto con Lior Yaffe, cofundador de la empresa de software blockchain con sede en Suiza Jelurida. Yaffe no tiene demasiada fe en Dogecoin, a juzgar por la pobre toma de decisiones mostrada por Musk hasta ahora, añadiendo:

“Desde pagar demasiado por Twitter hasta causar caos en toda la empresa al despedir a muchos buenos empleados y tomar decisiones gerenciales terribles, como el episodio del check azul, no soy optimista ni con Twitter ni con Dogecoin”.

Además, afirmó que se sorprendería si Musk puede aportar algún caso de uso real a Dogecoin, señalando que incluso si Musk tiene la intención de integrar de alguna manera a Twitter con los pagos de criptomonedas —lo cual es una tarea muy difícil— duda que puedan lograr tal sueño en un futuro cercano. "Incluso si logran construir un sistema de pago alrededor de Twitter, hay soluciones de blockchain mucho mejores que Dogecoin para elegir en cuanto a seguridad, privacidad, contratos inteligentes y escalamiento", declaró.

Henry Liu, CEO del exchange de criptomonedas BTSE, dijo a Cointelegraph que, tras tener en cuenta el entorno macroeconómico actual, prevé que el precio de DOGE siga siendo muy volátil, muy en línea con el mercado de criptomonedas.

"Esperamos que DOGE siga siendo especulativo a corto plazo, y debería haber una liquidez y unos volúmenes de negociación reducidos en varias plataformas. Si DOGE puede recibir una nueva utilidad en relación con su colaboración con Twitter, podemos prever un repunte impulsado por las comunidades de los medios sociales", dijo.

No todos son tan escépticos

Nikita Zuborev, analista jefe del exchange de criptomonedas BestChange, dijo a Cointelegraph que si bien no se puede descartar el hecho de que el crecimiento de los tokens de memes a menudo ocurre de forma repentina y sin razón, la reciente adquisición de Twitter por parte de Musk podría impulsar potencialmente el precio de DOGE, principalmente porque no se puede descartar la posibilidad de que el activo se integre en el ecosistema de la red social de la firma en el futuro. Añadió:

“Si eso sucede, entonces la memecoin que antes era inútil se convertirá en una especie de token de control central de la plataforma, llegando a una audiencia masiva en el proceso. Tal transformación podrá traer a la moneda varios casos de uso, algo por lo que muchos inversores están apostando”.

Para reforzar su argumento, Zuborev señaló el próximo lanzamiento del satélite lunar Doge-1, respaldado por SpaceX, que está directamente relacionado con la marca de la moneda. "Este tipo de movimientos provocarán una gran demanda en el mercado de DOGE y un crecimiento del precio", afirmó.

Dicho esto, admitió que mientras el principal punto de venta del activo siga siendo su perspectiva centrada en los memes, solo sería prudente añadir la moneda al portafolio de uno solo para diversificarlo. Sin embargo, como inversión independiente, no da mucho mérito a DOGE.

"Además de Dogecoin, Musk ha hablado repetidamente de forma bastante positiva sobre Bitcoin también, una criptomoneda que es mucho más estable y puede integrarse en el ecosistema de Twitter fácilmente. Se puede considerar como una alternativa a DOGE, especialmente para capitalizar las continuas manipulaciones de Musk en el mercado", dijo.

La utilidad de DOGE sigue siendo mínima, y eso es un hecho

Gracias a la afinidad de Musk por Dogecoin y su reciente toma de posesión de Twitter, es lógico que la especulación sobre el precio del activo se desborde, al menos durante algún tiempo más. Dicho esto, el hecho es que Dogecoin, como proyecto de criptomonedas, sigue siendo bastante limitado en su utilidad operativa, un sentimiento del que se hace eco Daniel Elsawey, cofundador y CEO del exchange descentralizado TideFi.

Adoptando una visión más holística del asunto, dijo a Cointelegraph que las criptomonedas en el espacio de los activos digitales hoy se dividen en dos categorías distintas: las que tienen capacidades de contratos inteligentes y las que no. En su opinión, el mercado en su conjunto está avanzando hacia la tokenización de elementos de nuestra vida cotidiana, y esto es lo que inclinará la curva de adopción de los activos digitales hacia uno u otro lado. Y añadió:

"Dado que DOGE no puede interactuar directamente con los contratos inteligentes como parte de su diseño original, diría que, a menos que se use específicamente como una opción de pago, los casos de uso asociados seguirán siendo especulativos".

Por último, dado que la industria de las criptomonedas está todavía en su relativa infancia, sigue siendo muy dependiente del Bitcoin (BTC), lo que condiciona en gran medida sus movimientos de precios. Además, la volatilidad sigue impregnando el mercado debido a la reciente caída del exchange de criptomonedas FTX, algo que tendrá un efecto directo en el precio de la mayoría de las criptomonedas a corto y medio plazo. "Dogecoin no es diferente en este sentido. Todavía hay mucha incertidumbre en torno al activo", concluyó Elsawey.

A medida que nos adentramos en un futuro impulsado por un alto grado de turbulencia económica —en una miríada de sectores financieros—, será interesante ver cómo se desarrolla el futuro de Dogecoin en el futuro, sobre todo porque los proyectos con casos de uso limitados siguen siendo eliminados del mercado aparentemente con cada día que pasa.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Source

Subscribe to get our top stories

Coin News
App StoreApp Store