Coin News

¿Podría Bitcoin haberse lanzado en los años 90 o estaba esperando a Satoshi?

8 Nov, 20229 min readBitcoin
¿Podría Bitcoin haberse lanzado en los años 90 o estaba esperando a Satoshi?

Este año, el 31 de octubre se cumplió el 14.º aniversario de la publicación de uno de los libros blancos o "white papers" más importantes de este siglo: "Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System" de Satoshi Nakamoto. Su publicación en 2008 desencadenó una "revolución en las finanzas" y "anunció una nueva era para el dinero, que no derivaba su valor de un edicto gubernamental sino de la destreza y el ingenio tecnológicos", como celebró NYDIG en su boletín del 4 de noviembre.

Sin embargo, muchos no son conscientes de que el libro blanco de nueve páginas de Satoshi fue recibido con cierto escepticismo al principio, incluso entre la comunidad cypherpunk donde apareció por primera vez. Esta reticencia puede ser comprensible, ya que los intentos anteriores de crear una criptomoneda fracasaron —el esfuerzo de David Chaum con Digicash en la década de 1990, por ejemplo— y a primera vista no parecía que Satoshi estuviera aportando nada nuevo en términos de tecnología.

"Era técnicamente posible desarrollar Bitcoin en 1994", dijo a Cointelegraph Jan Lansky, director del departamento de informática y matemáticas de la Universidad de Finanzas y Administración de la República Checa, explicando que Bitcoin se basa en tres mejoras técnicas que estaban disponibles en ese momento: Los árboles de Merkle (1979), la estructura de datos blockchain (Haber y Stornetta, 1991) y el proof-of-work (1993).

Peter Vessenes, cofundador y criptógrafo jefe de Lamina1 —una cadena de bloques de nivel 1— está básicamente de acuerdo: "Definitivamente podríamos haber estado minando Bitcoin" a principios de la década de 1990, al menos desde una perspectiva técnica, dijo a Cointelegraph. La criptografía necesaria estaba a mano:

“La tecnología de curva elíptica de Bitcoin es una tecnología de mediados de la década de 1980. Bitcoin no necesita ningún cifrado en banda como SSL; los datos no están encriptados y son fáciles de transferir”.

A veces se atribuye a Satoshi el mérito de haber establecido el protocolo de proof-of-work (PoW) que utilizan Bitcoin y otras redes de blockchain (aunque ya no Ethereum) para asegurar los ledger digitales, pero aquí también tenía antecedentes. "Cynthia Dwork y Moni Naor sugirieron la idea de la proof-of-work para combatir el spam en 1992", añade Vessenes.

El PoW, que también es eficaz para frustrar los ataques Sybil, establece un alto precio económico para realizar cualquier cambio en el ledger digital. Como se explica en un artículo de 2017 sobre los orígenes de Bitcoin, escrito por Arvind Narayanan y Jeremy Clark, "en el diseño de Dwork y Naor, los destinatarios de los correos electrónicos sólo procesarían aquellos que estuvieran acompañados de una prueba de que el remitente había realizado una cantidad moderada de trabajo computacional, de ahí lo de 'proof-of-work'". Como señalan los investigadores:

"El cálculo de la prueba tardaría quizá unos segundos en un ordenador normal. Por tanto, no supondría ninguna dificultad para los usuarios normales, pero un spammer que quisiera enviar un millón de correos electrónicos necesitaría varias semanas, utilizando un hardware equivalente".

Por otra parte, "Ralph Merkle inventó los árboles de Merkle a finales de la década de 1980, por lo que teníamos funciones de hash que eran seguras para la época", añadió Vessenes.

Entonces, ¿por qué Satoshi tuvo éxito mientras otros se hundieron? ¿Acaso el mundo no estaba preparado antes para una moneda digital descentralizada? ¿Existían todavía limitaciones técnicas, como una potencia informática accesible? ¿O tal vez el verdadero público de Bitcoin aún no había alcanzado la mayoría de edad, una nueva generación que desconfía de la autoridad centralizada, especialmente a la luz de la Gran Recesión de 2008?

Establecimiento de sistemas "sin confianza"

David Chaum ha sido denominado "quizás la persona más influyente en el espacio de las criptomonedas". Su tesis doctoral de 1982, ''Sistemas informáticos establecidos, mantenidos y en los que confían grupos mutuamente sospechosos'', anticipó muchos de los elementos que eventualmente encontrarían su camino hacia la red de Bitcoin. También presentó el desafío clave a resolver, a saber:

“El problema de establecer y mantener sistemas informáticos en los que puedan confiar aquellos que no necesariamente confían unos en otros”.

De hecho, una exploración académica de los orígenes de las tecnologías blockchain realizada por cuatro investigadores de la Universidad de Maryland alabó "el trabajo de 1979 de David Chaum, cuyo sistema de bóveda encarna muchos de los elementos de las blockchains".

En una entrevista con Cointelegraph la semana pasada, se le preguntó a Chaum si Bitcoin podría haberse lanzado realmente 15 años antes, como sostienen algunos. Coincidió con los investigadores de la Universidad de Maryland en que todos los elementos clave de la cadena de bloques ya estaban presentes en su tesis de 1982, con una excepción clave: El mecanismo de consenso de Satoshi:

"Los detalles del algoritmo de consenso [es decir, de Satoshi] son diferentes, hasta donde yo sé, a los de la literatura sobre algoritmos de consenso".

Cuando se le presionó para que diera detalles, Chaum no quiso decir mucho más que el libro blanco de 2008 describía un "mecanismo algo ad hoc... tosco" que en realidad "podía hacerse funcionar —más o menos".

En un libro publicado recientemente, el científico social de la Universidad de Oxford Vili Lehdonvirta también se centra en la singularidad de ese mecanismo de consenso. Satoshi hacía rotar a los guardianes/validadores de la criptomoneda —más conocidos hoy como "mineros"— aproximadamente cada 10 minutos.

Entonces, "el siguiente administrador designado al azar tomaba el relevo, volvía a comprobar el bloque de registros anterior y le añadía su propio bloque, formando una cadena de bloques", escribe Lehdonvirta en Cloud Empires.

La razón de la rotación de mineros, según Lehdonvirta, era evitar que los administradores del sistema se atrincheraran demasiado y, por tanto, evitar la corrupción que inevitablemente conlleva la concentración de poder.

Aunque los protocolos PoW eran bien conocidos en ese momento, los detalles del algoritmo de Satoshi "surgieron realmente de la nada... no se habían previsto", dijo Chaum a Cointelegraph.

'Tres avances fundamentales'

Vinay Gupta, fundador y CEO de la startup Mattereum, que también ayudó a lanzar Ethereum en 2015 como coordinador de su lanzamiento, estuvo de acuerdo en que la mayoría de los componentes clave de Bitcoin estaban disponibles para su uso cuando llegó Satoshi, aunque difiere en parte de la cronología. "Las piezas en sí mismas simplemente no estaban listas hasta al menos 2001", dijo a Cointelegraph.

"Bitcoin es una combinación de tres avances fundamentales sobre las criptomonedas de clave pública: los árboles de Merkle, la proof-of-work y las tablas de hash distribuidas", todos ellos desarrollados antes de Satoshi, dijo Gupta. Tampoco había problemas con el hardware de la red y la potencia de los ordenadores en los años 90. "Lo lento eran los algoritmos centrales [...]. No tuvimos todos los componentes básicos de Bitcoin hasta 2001. La criptografía fue lo primero, y la capa de red extremadamente inteligente fue lo último".

Garrick Hileman, profesor visitante de la London School of Economics, también citó una fecha posterior para la viabilidad técnica de Bitcoin:

“No estoy seguro de que principios de la década de 1990 sea una afirmación sólida, ya que algunos de los trabajos anteriores a los que se hace referencia en el libro blanco de Satoshi, p. El algoritmo hashcash/proof-of-work de Adam Back se desarrolló y/o publicó a fines de la década de 1990 o después”.

A la espera de un clima social favorable

¿Qué pasa con los factores no técnicos? ¿Quizás Bitcoin estaba esperando a una cohorte demográfica que había crecido con computadoras/teléfonos celulares y bancos desconfiados y finanzas centralizadas en general? ¿BTC requería una nueva conciencia socioeconómica para florecer?

Alex Tapscott, miembro de la generación Millennial, escribe en su libro Financial Services Revolution:

“Para muchos de mi generación, 2008 comenzó una década perdida de desempleo estructural, crecimiento lento, inestabilidad política y una corrosión de la confianza en muchas de nuestras instituciones. La crisis financiera expuso la avaricia, la malversación y la simple incompetencia que había llevado a la economía al borde del colapso y algunos se preguntaron: "¿Hasta dónde llegó la podredumbre?"

En una entrevista de 2020 con Cointelegraph, se le preguntó a Tapscott si Bitcoin podría haber ocurrido sin la agitación financiera de 2008. Teniendo en cuenta las "tasas de desempleo históricamente altas en países como España, Grecia e Italia, no hay duda de que la consiguiente falta de confianza en las instituciones llevó a muchos a ver los sistemas descentralizados como blockchain de forma más favorable", respondió.

Lansky parecía estar de acuerdo. No había necesidad o demanda social de una solución de pagos descentralizada en los años 90 "porque no teníamos suficiente experiencia con el hecho de que las soluciones centralizadas no funcionan", dijo a Cointelegraph.

"Bitcoin fue innegablemente un producto cultural de su época", añadió Vessenes. "No tendríamos un impulso descentralizado sin este ADN de desconfianza en los controles tecnológicos del gobierno central".

Uniendo todo esto

En general, se puede ir de un lado a otro discutiendo sobre quién aportó qué y cuándo. Sin embargo, la mayoría está de acuerdo en que la mayoría de las piezas ya estaban en su sitio en 2008, y el verdadero regalo de Satoshi puede haber sido cómo fue capaz de unirlo todo, en solo nueve páginas. "Ninguna parte de la mecánica fundamental de Bitcoin es nueva", reiteró Gupta. "La genialidad está en la combinación de estos tres componentes existentes —árboles de Merkle, hash cash y tablas de hash distribuidas para la red en un todo fundamentalmente nuevo".

Pero a veces, el entorno histórico también tiene que ser propicio. El proyecto de Chaum fracasó "porque no había suficiente interés en este servicio" en su momento, entre otras razones, según Lansky. Satoshi Nakamoto, en comparación, tuvo una sincronización perfecta. "Ideó Bitcoin en 2008, cuando el sistema financiero clásico estaba fallando", y la desaparición del fundador en 2010 "no hizo más que reforzar Bitcoin, porque su desarrollo fue asumido por su comunidad".

También hay que recordar que el progreso tecnológico es casi siempre un esfuerzo de colaboración. Aunque el sistema de Satoshi parece "radicalmente diferente de la mayoría de los sistemas de pago actuales", escribieron Narayanan y Clark, "estas ideas son bastante antiguas, se remontan a David Chaum, el padre del dinero digital".

Está claro que Satoshi tuvo precursores: Chaum, Merkle, Dwork, Naor, Haber, Stornetta y Back, entre otros. Dijo Gupta: "Hay que reconocerlo: Satoshi se subió a los hombros de gigantes".

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Source

Subscribe to get our top stories

Coin News
App StoreApp Store