Coin News

Latinoamérica tiene potencial para minar Bitcoin, sostienen 3 mineros estadounidenses

14 Jul, 202210 min readMining
Latinoamérica tiene potencial para minar Bitcoin, sostienen 3 mineros estadounidenses

Hechos clave:

  • Por ahora, EE. UU. es el país más atractivo para los mineros de Bitcoin.
  • Seguridad jurídica, acceso a equipos baratos y bajos costes de luz impulsan la minería en EE. UU.
  • Estados Unidos se ha mantenido como el país predilecto para ejercer la minería de Bitcoin y así lo sugieren los datos. Desde el año pasado, la actividad ha crecido sostenidamente, como consecuencia de la migración de mineros de China y, claro, los beneficios que ofrece el país norteamericano a estos operadores.

    Estados Unidos concentra el 37,8% del hashrate o poder de cómputo global de la red Bitcoin. Esto de acuerdo con la Universidad de Cambridge. Es una cifra notable que creció, primeramente, gracias a la prohibición de China, país que restringió la minería de Bitcoin desde mayo del año pasado, alegando supuestos daños ambientales.

    Regiones como Texas y Montana han visto un auge en las granjas de minería de Bitcoin y otros centros de datos, en donde hay cientos de máquinas mineras trabajando hombro a hombro, asegurando la red y recibiendo recompensas que se traducen en ganancias para los operadores. Una labor que constantemente se vuelve más común entre los mineros estadounidenses.

    De hecho, en Estados Unidos hay grandes empresas que cotizan en la bolsa y que están dedicadas a la minería, que conforman la parte gruesa de la industria. Algunos ejemplos notables son Riot Blockchain, Marathon Digital Holdings, Bitfarms y Core Scientific, que entre todas aportan más del 15% del hashrate de Bitcoin.

    Pero, ¿cuáles son los factores que hacen a EE. UU. el destino preferido por los mineros para asentar sus operaciones? Razones hay varias, y por eso en CriptoNoticias conversamos con tres mineros estadounidenses, quienes coinciden en la certidumbre regulatoria, los bajos precios de los equipos y los favorables costes de la electricidad, como tres de los puntos clave que han erigido el mercado minero que se ve hoy en día en esa nación.

    «Un proceso sencillo»

    Neil opera con más de 50 mineros de Bitcoin. Una auténtica fauna de dispositivos tecnológicos, variados entre sí. Según comentó a este periódico, tiene múltiples Whatsminer M30 de MicroBT (112 TH/s), así como un par de Antminer S19J (104 TH/S) y algunos S9 (13,5 TH/s) «que uso como calefacción en el invierno».

    Con su ejército de ASIC, que aporta 2 PH/s a la red Bitcoin, opera desde el año 2018 en su natal Estados Unidos. Para él, el proceso es sencillo, ya que conoce las leyes y normas que se deben seguir para no entrar en problemas.

    Va de la mano con Alex, otro minero y miembro de Kaboomracks, uno de los marketplaces de ASIC de minería de Bitcoin más populares de Estados Unidos. Para él, ejercer la minería desde su país brinda «oportunidades» de acceder a hardware especializado barato, lo que promueve la actividad en esa nación. «Además de que tengo precios decentes por la electricidad», dijo a CriptoNoticias.

    Ti Kawamoto, quien tiene granjas en los estados centrales de Estados Unidos, no opina muy distinto a sus colegas mineros. En entrevista con este medio, dijo que uno de los mayores factores que impulsan la minería en EE. UU «es el acceso doméstico a los mineros».

    «Incluso si los mineros están ubicados en estados diferentes, siguen estando dentro de la jurisdicción de los Estados Unidos y solo basta un vuelo rápido para chequearlos personalmente», dijo Kawamoto, quien también señaló que mina en EE. UU. por «tener garantías de ser ciudadano estadounidense y de comprender las leyes de aquí».

    Precios de la energía, un factor seductor

    De acuerdo con los especialistas, los costes energéticos son parte fundamental del motivo por el cual minan Bitcoin en los Estados Unidos. Según dijeron, los precios para los mineros oscilan desde los USD 0,06 hasta los USD 0,40 por cada kilovatio-hora (kWh), aunque varían en función de cada estado, de la fuente energética utilizada para la generación de la electricidad y de si es un consumo residencial, comercial o industrial.

    Si comparamos los precios promediados de los mineros con los de GlobalPetrolPrices, notaremos una afinidad. Según este sitio web, que ubica los costes de la energía en la mayoría de los países, un negocio debe pagar USD 0,11 por kWh. Un hogar, en tanto, USD 0,16.

    En el caso preciso de Alex, su tarifa es de USD 0,12. Él está ubicado en Phoenix, Arizona, donde ha habido una importante presencia de mineros de Bitcoin. «Los precios de la electricidad varían ampliamente por una variedad de razones», argumentó.

    Ti Kawamoto, en tanto, nos dijo que cancela entre USD 0,07 y USD 0,085 por cada kWh y Neil enfatizó que el promedio que cancela puede ser superior a los USD 0,06.

    Los precios de la electricidad serán diferentes para los edificios residenciales, comerciales e industriales. Los precios de la electricidad también dependen de la proximidad a la generación de energía y la disponibilidad de la misma. Los gobiernos estatales y locales también tienen un impacto masivo en los precios de la electricidad. En general, obtener precios bajos de alrededor de USD 0,04 requiere que una persona tenga un consumo de energía de al menos 5 megavatios antes de que pueda negociar razonablemente con las compañías eléctricas.Alex, minero estadounidense de Bitcoin.

    Los precios que se manejan en Estados Unidos son muy similares a los que se pueden hallar en América Latina, otra región en donde se está gestando la minería de Bitcoin a gran escala. Como lo vimos en una serie de reportajes, en esta parte del mundo los operadores tienen acceso a energía barata, de apenas USD 0,01 por cada kWh, como en Venezuela, o USD 0,033, como en Paraguay, lo que ayuda a que la actividad se asiente cada vez más.

    La seguridad jurídica, otro factor

    La seguridad jurídica y la certidumbre de las operaciones también seducen a los inversionistas que quieren minar desde Estados Unidos. Neil es un ejemplo. Nos dijo que se siente seguro «tanto como individuo y como empresa», porque su proveedor de servicios públicos «tiene un incentivo muy fuerte para mantener activo el flujo de ingresos que brindamos». Así lo indicó, en referencia a las ganancias que se pueden generar mensualmente por minar Bitcoin.

    Alex, por su parte, precisó que la protección legal «varía de estado en estado». «En Arizona, siento que estoy bastante seguro», apuntó y aclaró que hay más amenaza por temas eléctricos que por la propia regulación de la minería.

    Una gran amenaza de la que no se habla son los precios de la energía. Se está presionando a muchas compañías eléctricas para que implementen fuentes de energía costosas y poco confiables, como la eólica y la solar. Esto conduce a un aumento de los precios de la electricidad que puede hacer que la minería en una región sea completamente imposible. Esto me preocupa más que las restricciones legales reales.Alex, minero estadounidense de Bitcoin.

    Kawamoto, en tanto, dijo que, aunque los derechos de propiedad en su país no son tan «absolutos» como quisiera, «al menos sé a lo que me enfrento cuando se trata de cómo los gobiernos federal y estatal tienden a operar aquí».

    Y es que, en general, Estados Unidos es un país que ha sido permisivo con la minería de Bitcoin, con solo algunos casos de restricción o prohibición, como el visto recientemente en Nueva York. Y no solo eso, también hay atención por parte de la Casa Blanca a la actividad, que ya avisó que iba a estudiar el impacto de la minería en el medio ambiente.

    La presencia del Estado en lo que tiene que ver con la minería ha permitido que haya cierta certidumbre entre los mineros, que operan a sabiendas de que el gobierno está pendiente de sus actividades. Como lo precisó Kawamoto, EE. UU. es una república democrática con estados individuales, con cierto nivel de autonomía dentro de sus fronteras.

    Y esto ayuda a los mineros a encontrar jurisdicciones que tengan mejores garantías de derechos de propiedad, políticas energéticas e incluso políticas específicas diseñadas para atraer a los mineros de bitcoin (por ejemplo, Texas).Ti Kawamoto, minero estadounidense de Bitcoin.

    En todo caso, el factor seguridad y certidumbre que defienden los mineros de Bitcoin se puede hallar en otras localidades de mundo. Siguiendo el ejemplo latinoamericano, actualmente hay países donde se ha erigido toda una regulación que busca darle curso a la minería de Bitcoin acordada. Venezuela y Paraguay son ejemplos clave, donde los mineros cuentan con marcos regulatorios en los cuales se pueden amparar.

    Latinoamérica, ¿tierra de oportunidades?

    Los mineros estadounidenses consultados por CriptoNoticias coincidieron en que Latinoamérica puede brindar oportunidades para la minería de Bitcoin, gracias a los atributos que la convierten en una región apropiada para ejercer la actividad, tal como lo es Estados Unidos.

    Neil fue enfático: «Amo a Latinoamérica». Aunque no ha visitado a los países de esta parte del continente, reveló que ha recibido invitaciones desde El Salvador, Honduras y Colombia «para discutir operaciones de minería».

    «Minaré Bitcoin donde sea que la energía sea suficientemente barata. Algunas partes de Latinoamérica parecen muy atractivas en ese frente», dijo, y aproximó que no apoya la crítica o el escepticismo hacia la inversión en esta región.

    Alex no desdice de él. Este minero, aunque dice que es «difícil» minar fuera de su país «por el riesgo», tiene pensado comenzar operaciones en Venezuela.

    «Tengo algunas relaciones con los mineros de Bitcoin de Venezuela y he considerado enviar máquinas allí. Si tuviera que mudarme fuera de los EE. UU. en algún momento, definitivamente lo consideraría más seriamente», explicó.

    Para él, «América Latina está preparada para minar Bitcoin», al recordar que ya existe un gran porcentaje de hashrate activo en la región, «y me imagino que seguirá creciendo».

    El nombre del juego es la producción de energía, y si los países latinoamericanos están dispuestos a cuidar a su propia gente en lugar de aceptar estos locos planes de cambio climático, habrá una enorme cantidad de oportunidades para explotar. Los EE. UU. y muchos países europeos realmente parecen estar felizmente disparándose en el pie en este sentido.Alex, minero estadounidense de Bitcoin.

    Ti Kawamoto es más cauto, pues una experiencia en Rusia, país actualmente en guerra con Ucrania, le costó la pérdida de varios mineros de Bitcoin, debido a las sanciones que los gobiernos occidentales aplicaron contra el gobierno de Vladimir Putin por haber invadido al exmiembro de la Unión Soviética.

    En todo caso, cree que en América Latina hay «oportunidades increíbles» para el que se dedique a la minería de Bitcoin, una actividad que ha crecido sostenidamente en esa región hispana. «Aunque tendría que mudarme a cualquier lugar donde decida ubicar a mis mineros. ¡Aprendí una lección costosa en Rusia!», finalizó.

    Source

    Subscribe to get our top stories

    Coin News
    App StoreApp Store