Coin News

¿Qué dice (realmente) Anthony Scaramucci de Bitcoin?

25 Aug, 20226 min readBitcoin
¿Qué dice (realmente) Anthony Scaramucci de Bitcoin?

Anthony Scaramucci (The “mooch”), quien sirvió en la administración de Trump por un breve periodo como director de comunicación, actualmente es un administrador de fondos de cobertura en Wall Street. Es alcista en Bitcoin. Y, recientemente, ha dado varias declaraciones al respecto. Debemos tomar en cuenta que su firma SkyBridge Capital se ha reducido a la mitad debido a un éxodo masivo de su clientela a raíz del ciclo bajista de los últimos meses. Al parecer, a los inversores no les gusta perder dinero. Sin embargo, Anthony no tiene más opción que mirar al futuro. ¿Qué ha dicho sobre Bitcoin?

Scaramucci es alcista en el largo plazo debido al interés institucional. Ha usado el término choque de la demanda (“demand shock”). Lo que nos revela que estamos lidiando con un inversor profesional de Wall Street y no meramente con un activista libertario de las redes sociales que insisten en hablar de un choque del suministro (“supply shock”). El precio de Bitcoin subirá gracias a la demanda institucional. O, mejor dicho, el precio de Bitcoin subirá, si hay demanda institucional. The mooch menciona dos grandes victorias en este sentido. Por un lado, tenemos el 401k de Fidelity. Y, por el otro lado, tenemos la llegada de BlackRock. Estos son avances muy importantes, damas y caballeros.

Esta visión contrasta radicalmente con la vibra de los maximalistas de Bitcoin en Twitter. Me refiero a la “insurrección monetaria” del estándar Bitcoin, la utopía libertaria, la guerra entre ellos y nosotros y la autocustodia con el Santo Grial. La visión del “pueblo contra el establecimiento” es bastante popular en las redes. Sin embargo, la visión “Wall Street invierte en Bitcoin” es mucho más práctica y rentable. Me atrevería a decir que el interés financiero prevalecerá sobre la política. O sea, el precio de Bitcoin eventualmente será más importante que la idiosincrasia.

Scaramucci hace un pronóstico de 300 mil dólares por unidad en 6 años. Eso, indudablemente, es una posibilidad. Obvio que se trata de un número aproximado. Y se podría asumir que el modelo usado es el comportamiento del precio de Bitcoin en el pasado con ciertos ajustes debido a la ley de rendimientos decrecientes y debido a una desaceleración económica anticipada. Se podría decir que esta es la cifra por defecto. Lo que no es una referencia del todo insensata. Estamos hablando de lograr 4X el máximo histórico en 6 años. O 15X el precio actual en 6 años. Si consideramos que el precio actual es prácticamente 1X del máximo histórico del 2017 y el máximo actual de $69K es tan solo 3.4X de $20K, 15X no deja de ser una meta optimista.

¿Bitcoin es una cobertura contra la inflación? Los dogmáticos contestan a esta pregunta de manera automática como leyendo de un guión. La respuesta se dice desde el corazón. Porque es cuestión de identidad política en medio de una guerra de ideas. ¿Qué dice Anthony Scaramucci al respecto? El amigo Anthony trabaja en Wall Street. No tiene más opción que ser objetivo. Porque sus clientes no son tontos. Por supuesto que Bitcoin no es una buena cobertura para la inflación. “Bitcoin no es lo suficiente maduro todavía para ser una cobertura contra la inflación”, ha dicho Scaramucci.

Esto, por supuesto, no es el fin del mundo. Claro que no podemos subestimar el poder de la negación. Los dogmas son artículos de fe. Prácticamente, todo activo sube con la inflación en el largo plazo. El café, el arroz, el papel, el agua, el petróleo, los inmuebles, etc… De hecho, es sumamente difícil encontrar algo que no suba de precio en el largo plazo. En este sentido, todo activo es una cobertura contra la inflación. Entonces, si decimos que Bitcoin sí es una cobertura contra la inflación, pero en el largo plazo. En realidad, estamos haciendo el ridículo. Porque la frase se aplica para gestionar el riesgo de un portafolio durante un periodo de alta inflación. O sea, todos los activos tienden a ser buenas coberturas a largo plazo. Por eso, la frase se utiliza únicamente para los activos que nos protegen de la inflación en tiempos de alta inflación.

Supóngase que la inflación estimada para el próximo año es de un 10%. Eso implica que debemos añadir activos, en nuestro portafolio, con rendimientos estimados superiores del 10% para el próximo año. Eso sería una verdadera cobertura (hegde). Algo que nos cubre del riesgo de ese año inflacionario. Entonces, el inversor se ve en la obligación de buscar activos que prosperen en periodos de alta inflación. Invertir en un activo que cae de precio con una elevada inflación, pero que tuvo una muy buena racha en el pasado durante un periodo de baja inflación no tendría mucho sentido. En este caso, Coca-Cola es mejor cobertura que Tesla, por ejemplo.

Durante un periodo de inflación moderada, la inflación no es un problema. Es decir, la meta no es crecer 2% al año. Durante esos periodos, la meta no es superar la inflación. La meta es superar el S&P 500. Los inversores quieren crecer 10%, 15%, 20% o más. Aquí los activos de riesgo son las joyas de la corona. Bitcoin es genial. Es un activo estrella. Excelente inversión a largo plazo. Pero es un activo de riesgo. No es necesariamente una cobertura contra la inflación. “Activo de riesgo” no es una mala frase. Aquí el riesgo significa oportunidad.

Wall Street está muy claro con Bitcoin. Este ciclo bajista pasará y las instituciones no van a desaprovechar la oportunidad. Todo este enredo y confusión en torno a las palabras y términos viene de la ideología. Bitcoin no es únicamente un activo digital y un mercado emergente. También es una tribu digital con su propia cultura y sus propias narrativas. La configuración de la tribu es, de hecho, bastante diversa. Sin embargo, los libertarios, anarco-capitalistas y conservadores de corte duro son el bando más ruidoso en el campo del discurso. Se han autoproclamado como las voces oficiales de Bitcoin implicando la balanza más hacia lo político que hacia lo financiero.

Claro que también hay una silenciosa mayoría cuyos objetivos son más financieros que políticos. Los militantes dominan en Twitter. Pero los inversores dominan en la acción del precio. Los usuarios son los verdaderos dueños de Bitcoin. Y los nuevos capitales son los que impulsarán el precio de Bitcoin en el futuro. El mundo es diverso. Entonces, Bitcoin, en la medida que crezca más, será cada vez más diverso. Wall Street está llegando poco a poco. Son tiempos difíciles. Pero esto no será para siempre. Hay muchas razones para ver al futuro con optimismo.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Source

Subscribe to get our top stories

Coin News
App StoreApp Store